¿Hay orden en tu negocio?

Con la evolución de los servicios de impresión, el concepto para designar espacios ha cambiado. Hace un siglo las imprentas eran espacios con maquinaria manual que no ocupaban grandes espacios y el almacén no requería muchos metros. Ahora la maquinaria y el área de inventario pueden alcanzar enormes proporciones para soportar niveles industriales.

El objetivo de una gestión de flujo en un negocio de impresión es para garantizar el abasto eficiente de papel, tintas y consumibles para asegurar la producción constante, para cumplir con las tareas diarias, entregar a tiempo y minimizar costos.

La importancia de la distribución de áreas.
Aunque la distribución de las áreas, o “layout” dependen del tamaño y giro del negocio, para todos son comunes las siguientes:

• Recepción de materiales.
• Control de entradas y salidas .
• Almacenaje y conservación de materiales y trabajos terminados.
• Zona de preparación de pedidos.
• Registro y manejo de inventario.

Por eso es importante el layout, o diseño de áreas y flujo, de la planta. Hay que distribuir el espacio para conseguir un flujo efectivo, evitando congestionamiento, como en la vialidad de una ciudad, y que faciliten las tareas de aseo y mantenimiento. Un buen layout debe considerar lo siguiente:

• Aprovechamiento eficiente del espacio.
• Reducir al mínimo la maniobra de materiales.
• Acceder fácilmente a las áreas.
• Maximizar la rotación de mercancía.
• Ubicación fácilmente los productos.
• Controlar el inventario.

Cómo se configura el layout.
Hay que comenzar el diseño de las áreas comenzando con preguntas de sentido común:

1. Los materiales o productos deben acomodarse según su peso y volumen. Los más pesados o voluminosos en estantes inferiores y los más livianos en los superiores.
2. Los materiales o productos de mayor rotación hay que ponerlos en la parte más cercana para facilitar transporte.
3. La mercancía especialmente pesada, voluminosa o difícil de transportar es conveniente que cuente con su propio espacio que facilite al máximo su manipulación, carga o traslado.
4. Hay que separar por áreas materiales como líquidos, químicos, u objetos frágiles, que puedan deteriorarse y perjudicar al resto del inventario o producto terminado.
5. Cada producto debe empacarse adecuadamente para protegerlos contra la humedad, polvo, o daños al apilar.
6. El layout de la planta debe plantearse considerando todas las medidas de seguridad, tanto para su manejo como para el personal.

Cúantas áreas se deben considerar
No solo se trata del almacenaje. Para ser eficientes con el manejo de materiales y producción es necesario tomar en cuenta todas las tareas… Aunque la distribución de cada planta dependerá de factores como el tamaño del negocio o tipo de productos en la gran mayoría los espacios comunes son:

Zona de recepción
Esta área debe estar lo más cercana a la zona de descarga de los vehículos. Desde la recepción se identifica el material para su ubicación en almacén o su manipulación

Zona de Almacenamiento
Es el área de depósito de productos. Ésta debe facilitar el acceso y localización de la mercancía. Asimismo debe destinarse un área para desperdicios de papel, tintas, placas y otros consumibles, equipadas con elementos de seguridad como extinguidores y tomas de agua

Zona de preparación de pedidos
Es donde se transfiere la mercancía desde el almacén para preparar el pedido final que se entregará al cliente o se llevará a otros procesos.

Zona de expedición o despacho
Aquí es donde los trabajos terminados se empacan, embalan y etiquetan. Es aquí donde se cargan o se entregan Como en el caso de la zona de recepción, su ubicación respecto a los muelles será fundamental para mejorar la eficiencia de nuestro almacén logístico.

Zonas auxiliares
Estas son necesarias para el buen funcionamiento: oficinas, áreas para el personal, vestuarios, etc.

Se aproximan las campañas electorales para el 2018

¿Estás preparado para competir con rentabilidad y eficacia por los pedidos?

Por Gilberto Ángel Figueroa Bulnes – gfigueroa@siigra.com.mx

Al acercarse los tiempos electorales, la industria gráfica ve con optimismo la posibilidad de captar buenos pedidos de impresos de todo tipo.
Es una época de oportunidades para tener trabajo. Todos querrán competir por los mejores pedidos de acuerdo a sus posibilidades de producción y de acuerdo a su infraestructura y capacidad de respuesta.
La pregunta es: ¿Estás preparado para competir con rentabilidad y eficacia por los pedidos?
En campañas pasadas varias empresas gráficas vivieron una pesadilla por no estar preparadas y querer competir sin tener el control de sus costos y procesos. Algunas cerraron, y otras fueron multadas o quedaron endeudadas por no poder cumplir en tiempo y forma con los pedidos captados. Las campañas electorales pueden ser una gran oportunidad de negocio o pueden convertirse en una película de terror.
Para poder competir, las empresas gráficas deben tener información verídica de sus posibilidades y capacidades, deben conocer sus costos reales, ser capaces de cotizar rápido, eficientemente y con rentabilidad, tener sus máquinas y equipos en óptimas condiciones de funcionamiento y a su personal bien capacitado y motivado, dispuesto a trabajar con entusiasmo y buena actitud las jornadas de mucha presión que se van a presentar. Los registros de todos los procesos, el cálculo de los tiempos de producción, de las mermas, de las fechas de entrega y el control de los costos serán de vital importancia para lograr el objetivo de entregar a tiempo, con calidad y con la rentabilidad esperada. Si no se tienen todos estos factores bajo control el riesgo de fallar es alto.
No queda mucho tiempo para prepararse. Si aún no se tiene el control y la medición de los procesos, el conocimiento real de los costos de la empresa y la información confiable del índice de rentabilidad de cada una de las órdenes de producción, entonces quedan dos opciones: a) Implementar un sistema que ayude a tener el control y la información real de los costos y procesos. b) Hacer un análisis muy detallado de cada trabajo por el que se quiera competir, considerando los riesgos y problemas que podamos tener si caemos en incumplimiento, retraso en la entrega, pérdida económica por hacer una mala cotización o no tener el control y registro de lo cotizado contra lo real.
Las empresas gráficas que tienen implementados sistemas de información están mejor preparadas para tener éxito.
Vienen buenos meses para la industria gráfica. El pastel será de buen tamaño. La recomendación es que cada quien tome la rebanada que pueda comerse y no le haga daño.
Les deseo mucho éxito y buenos negocios para todos.

X